Cómo manejar nuestra nueva realidad con el Coronavirus

Estamos viviendo tiempos que pueden brindarnos una sensación de incredulidad, impotencia y conmoción. A todas esas personas que han sufrido debido al Coronavirus les acompaño de corazón.

Debido a una situación sin precedentes debido a la pandemia de Covid-19, nuestras vidas han sido drásticamente alteradas, cambiando el concepto del mundo tal como lo conocemos.

Ha habido una pérdida de nuestro supuesto mundo. ¿Y qué es este supuesto mundo? Es la comprensión que tenemos de nuestra realidad. Se basa en nuestras creencias, nuestro entorno, lo que nos mantiene seguros y enraizados. Cuando este mundo se rompe por cualquier razón, puede traernos una sensación de incredulidad, una sensación de inseguridad, una sensación de pérdida.

¿Cómo podemos responder a esta amenaza que compromete nuestra sensación de bienestar a todos los niveles? Primero, entender que no podemos controlar todo y aceptar nuestra nueva realidad. Es un mundo nuevo en este momento, y es necesario prestar atención a las cosas que aún podemos manejar, y estos son nuestro comportamiento, nuestra comunicación con los demás y nuestra forma de pensar.

Debido a estos cambios, podemos experimentar emociones perturbadoras como ansiedad, miedo y desesperanza. Es comprensible que nos sintamos así, ya que puede ser que enfrentemos situaciones como el aislamiento social, la falta de control y la inseguridad para el futuro. Además, debido a que esta pandemia puede ser terminal, puede llevarnos a una crisis existencial con respecto a nuestra mortalidad. En lugar de asustarnos ante tal realidad, podemos transformarla en una oportunidad para reevaluar nuestras vidas y prestar atención a lo que realmente importa.

Para ayudarte a navegar en este momento difícil, quiero compartirte los siguientes consejos:

Mantente informado sin obsesionarte con esta situación. Presta atención a las fuentes de información; Esto incluye las redes sociales.

Deja de preocuparte por “qué pasaría si”. El futuro es incierto. Hay una diferencia entre planificar y preocuparse. Prepárate de manera responsable y vive el presente a cabalidad.

Sé realista y planifica lo que puedes hacer durante estos tiempos de incertidumbre. Reconoce sobre lo que tienes control y sobre lo que no.

Tómate este tiempo para reflexionar sobre lo que es esencial en tu vida. Escribe en tu diario sobre eso; Esto puede permitirte revisar tus valores y vivir de acuerdo a ellos.

Presta atención a tu comportamiento y actúa de manera responsable. Abstente de conversaciones alarmantes.

Finalmente, presta atención a tus pensamientos. Si estos son inquietantes, cámbielos. Siempre recuerda PEA:

Pensamientos, emociones, acciones.

En función de cómo piensas, te sientes y, en función de cómo te sientes, actúas.

Recuerda, tu vida tiene significado.

 

Ligia M. Houben, MA, FT, CGC, CPC