Cómo nuestro mundo cambió

Mientras hablamos sobre el tema de cómo cambió nuestro mundo a causa del Covid-19, quiero hacerte saber que mi corazón está contigo y tus seres queridos.

El domingo 29 de marzo hice un Facebook Live @ligiahouben donde hablé sobre estos temas con la intención de ayudar a otros a lidiar con todas estas emociones y encontrar formas de manejar esta situación tan difícil.

Entonces, ¿qué ha pasado?

Cuando comenzamos 2020, puede que hayamos tenido grandes expectativas. Es posible que hayamos tenido planes que queríamos realizar o sueños que cumplir. De repente, en el primer trimestre todo esto cambió. Nuestro mundo cambió y puede que nos encontremos sintiendo diferentes emociones, y no sabemos qué hacer con lo que nos ha pasado.

Lo que ha sucedido es que estamos experimentando la pérdida del mundo que suponemos. Este es el mundo que conocemos, nuestra realidad. Cuando algo le sucede a ese mundo y cambia drásticamente, como ha sucedido con la pandemia de Covid-19, nuestro mundo puede romperse. Al menos pierde el equilibrio.

Comenzamos a preguntarnos, ¿qué vamos a hacer? ¿Qué está pasando con tus emociones? Puedes estar experimentando una tristeza intensa; pérdida de apetito, o es posible que no puedas dormir por la noche. Estás afligido y no has nombrado a tu sentimiento: duelo.

El duelo es la respuesta natural y única a una pérdida, y en este momento estamos experimentando múltiples pérdidas. Hemos perdido nuestro sentido de seguridad; nuestro sentido de libertad; Nuestro sentido de conexión.

Es posible que hayamos perdido a un ser querido, perdido nuestra salud o perdido nuestro trabajo. Estamos experimentando una pérdida colectiva y pérdidas personales. Aun más, es posible que hayas estado experimentado una pérdida, como la pérdida de un ser querido, y esta situación agregó una capa a tu dolor.

Al reflexionar sobre el futuro incierto sientes un nudo en el estómago. Si el futuro parece sombrío, lo que estás experimentando es duelo anticipado

Ten en cuenta que lo único que tenemos en estos momentos, es hoy. Lo que podemos hacer hoy es manejar lo que está bajo nuestro control. El Covid-19 sucedió. Eso está fuera de nuestro control.

Aun así, podemos controlar nuestro comportamiento siguiendo las pautas para cuidarnos a nosotros mismos y a los demás.

Algo más que puedes hacer, que puede cambiar la forma en que te sientes, es cambiar tus pensamientos. Préstales atención y si estos son negativos o van al futuro, cámbialos. Siempre puedes replantearlos. Según cómo piensas, te sientes y cómo te sientes, actúas.

Siempre dite a ti mismo: “Puedo hacer esto”. Se trata de sentirse empoderado. Es para evitar ser definido por una situación. Para obtener una nueva perspectiva, quiero sugerirte que hagas este ejercicio:

Escribe en un papel las respuestas a estas preguntas:

¿Quién era yo antes del Covid-19?

¿Qué era importante para mí?

¿Quiénes eran las personas importantes en mi vida?

Después de responder a esas preguntas, responde lo siguiente:

¿Quién soy en estos tiempos difíciles?

¿Cómo estoy manejando la situación de Covid-19?

¿Qué estoy haciendo que está bajo mi control?

¿Qué estoy haciendo por mí mismo?

¿Qué estoy haciendo por los demás?

Por último, pregúntate a ti mismo:

¿Quién quiero ser después de Covid-19?

¿Qué cambios quiero hacer después de que esto termine?

Porque incluso si sentimos que esto será para siempre, no será así. Pasará la forma en que lo estamos experimentando ahora. Nada dura para siempre. No sabemos cuándo, pero pasará.

Entonces, ¿quién quieres ser? ¿Cómo te gustaría haber evolucionado debido a esto?

¿Qué va a ser importante para ti? Quizás te estés dando cuenta ahora que la vida que estabas viviendo no estaba en línea con tus valores.

Además, podría ser que ahora adoptarás nuevos valores.

Como sociedad, también podemos hacer esto. ¿Quiénes vamos a ser como sociedad?

Esta es una oportunidad para reflexionar; para conectarte con tu ser interior.

Es una oportunidad para darte cuenta de la persona única que eres.

Tienes control sobre quién quieres ser.

Recuerda, tu vida tiene sentido; la vida de tus seres queridos tiene sentido; La vida de cada persona en el mundo tiene sentido. Vivamos de acuerdo a estos valores.

Te deseo salud. Te deseo bienestar. Te deseo esperanza.

Ligia M. Houben
www.los11principiosdetransformacion.com