La Última Reflexión del Año

Estos son los últimos días del 2018 y es la oportunidad perfecta para revisar y evaluar nuestras vidas. Para este proceso deseo ofrecerte ciertos recursos que puede tener gran significado para ti.

Sé que este año ha sido difícil para muchos. A lo mejor has experimentado una pérdida importante en tu vida y sientes un dolor inmenso en tu corazón. Tal vez has perdido la esperanza en algún aspecto de tu futuro y te sientes contento que el año está terminando. Aun así, puedes hacer algo antes de que el año termine para reconocer, e inclusive, honrar esa pérdida.

La pérdida que considero más dolorosa y que toca nuestras almas es la muerte de un ser querido. Si has perdido a un ser querido y te quedaron cosas por decir….

¿Has escrito esa carta?

¿Qué tal el encender una vela al lado de una foto de tu ser querido?

Toma el tiempo antes de que termina el año para honrar a tu ser querido haciendo algo que él o ella hubiese disfrutado y hazlo con tu corazón.

¿Qué tal si perdiste tu trabajo? Esta es una pérdida difícil también pues puede reflejarse en otras dimensiones, tales como nuestras relaciones personales o nuestra salud.

¿Qué emociones has experimentado?

¿Cómo las expresas?

¿Has tomado el tiempo para evaluar todos tus recursos y ver si deseas continuar en esa línea de trabajo?

Si perdiste tu salud,

¿Has tomado el tiempo para hablar con alguien sobre como te sientes?

¿Has escrito en tu diario?

¿Meditas o practicas algún ritual religioso?

Estas son sugerencias que pueden ayudarte en tu proceso durante esos tiempos difíciles que experimentaste en el 2018. Pero recuerda que aún en medio del dolor, crisis, o pérdida, en tu vida puedes encontrar motivos por los cuales te sientes agradecido, como por ejemplo tener a tu lado personas que te quieran; las fortalezas que posees que te hacen especial; o la bendición de tener comida en tu plato.

¿Has escrito la lista de cosas o personas por las cuales te sientes agradecido?

Finalmente…deja ir cualquier mensaje o queja que lleves en tu corazón y….perdona.

Esto significa perdonarte a ti mismo o perdonar a otros. Te sentirás más liviano y renovado.

Al hacer el inventario del año y limpiar tu alma, puedes empezar el 2010 con nuevas expectativas y esperanzas. ¡Tienes tu vida la cual es tu mayor regalo!

Te dejo con las palabras inspirantes que una persona dijo cuando vio la portada de mi libro “Transforma tu pérdida” y que expresa el mensaje que deseo brindarte:

“A pesar de la oscuridad aún puedes volar”

Desde el fondo de mi corazón te deseo un 2019 colmado de bendiciones.

Recuerda… ¡tu vida tiene significado!

Ligia M. Houben