Navegando a través de cambios de vida

Tienes que tomar responsabilidad personal. No puedes cambiar las circunstancias, las estaciones, o el viento, pero puedes cambiarte a ti mismo.

                                                                                                                                                                                                Jim Rohn

La vida cambia y nosotros cambiamos con ella. Si tú eres como yo, puedes estar experimentando cambios en tus patrones de vida, en tus expectativas, y en los resultados que estás logrando. Lo que imaginaste que sería tu vida puede que no sea tu realidad actual. Lo que te era “conocido” cambia, y puedes sentirte desconcertado, sin energía, y sin esperanza. ¿Te sientes de esa manera? Te entiendo; sentirse triste y abrumado es humano. Sin embargo…depende de ti cómo te continúas sintiendo.

Quiero usar la analogía de la vida y las estaciones. Muchas personas han escrito sobre esta analogía, siendo Jim Rohn uno de mis favoritos. Jim dijo que todos pasamos por la primavera, verano, otoño e invierno. ¡No es una sorpresa! La primavera es un tiempo de renovación, nuevos comienzos, ¡nuevas oportunidades! Puede que ni siquiera tomes una pausa para pensar.

Nos gusta este momento de nuestras vidas, esperando que dure para siempre; tenemos esperanza, motivación, y alegría.
Luego, cosechamos en verano lo que hemos sembrado en primavera. Aunque, sé que a veces lo que cosechamos no es un reflejo de lo que sembramos, porque hay otras variables que no hemos tenido en cuenta, o estaban fuera de nuestro control. Sin embargo, todavía podemos aprender de esto, cambiar nuestra estrategia, y continuar renovado con nuevas expectativas. Todavía mantenemos la esperanza y la fortaleza.
Cuando llega el otoño, es un momento para apreciar los buenos momentos en nuestra vida y prepararnos para esos momentos en que experimentaremos el frío extremo del invierno.

Porque … éste vendrá, aunque no lo querramos.

¿Te enfrentas a un invierno ahora?
¿Qué tipo de invierno es? ¿Qué estás haciendo al respecto?
¿Te encuentras quejándote del frío que hace?
¿O has encendido una hoguera para mantener el calor?
Si estás experimentando un invierno extremadamente frío, te entiendo.
Recientemente, he tenido un par de inviernos.
Sin embargo, depende de nosotros, si nos congelamos de frío
o si optamos por abrigarnos bien, acercarnos a la hoguera, y
saber que la primavera está a punto de llegar.

Recuerda… ¡tu vida tiene significado!

Ligia M. Houben