Pero lo prefiero en persona

Estamos viviendo tiempos sin precedentes donde las cosas simplemente cambiaron.

Todavía necesitamos mantener el distanciamiento social y la forma en que vivimos cambió.

Muchas personas trabajan desde casa. Muchas personas están comprando casas virtualmente.

Muchas personas están usando Zoom para terapia. Muchas personas están haciendo sus compras con Instacart.

Algunas personas dan la bienvenida al cambio a digital. Lo encuentran cómodo y conveniente.

Algunas otras personas se resisten al mundo digital. Necesitan el contacto físico. Pueden sentirse aislados.

Esos son los que dicen “pero lo prefiero en persona”. Siendo una persona que me encanta abrazar, puedo entenderlo totalmente.

Sin embargo, en momentos como este, tomamos la decisión de acoger el cambio o resistirlo. Depende de cómo lo veamos.

¿Qué pasa si damos la bienvenida a la conexión con otros, incluso si no estamos con ellos en la misma habitación?

Durante muchos años, enseñé virtualmente para la Universidad de Kaplan, y celebramos seminarios semanales.

Mis alumnos siempre se sorprendieron al sentir lo conectados que estábamos, a pesar de estar a miles de kilómetros de distancia.

Podemos estar cerca el uno del otro, de corazón a corazón.

Haz esa llamada de Whatsapp; esa reunión de Zoom. Comunícate con otros hoy y conéctate desde tu corazón.

Y, si puede visitar a la otra persona, recuerde mantener la distancia social. Es por ti. Es por ellos

Te deseo un lindo día,

Ligia M. Houben