¿Qué precio estás pagando?

Si eres una de esas personas que constantemente dicen,

¡Estoy tan estresado! 
¡No tengo tiempo para nada!
 ¡La vida era más relajada antes! 
¡Me siento tan abrumado!

 ¿Qué precio estás pagando en tus relaciones personales? ¿En tu salud? ¿En el desempeño de tu trabajo? ¿En tu calidad de vida?

Muchas personas sienten que son víctimas de lo que les está sucediendo. ¿Sientes que eres una de ellas? ¿Qué estás haciendo al respecto? ¿Esperas que las cosas mejoren por sí mismas, o estás tomando acción?

Todo comienza con nuestra mente. Todo comienza con nuestra actitud. Todo comienza con nuestro compromiso.

Una vez escuché un maravilloso libro de audio por el reconocido orador Jim Rohn, donde dijo estas sabias palabras: ¡Si quieres ser exitoso, estudia el éxito! ¡Si quieres ser feliz, estudia la felicidad!

Te digo…si quieres estar relajado y tranquilo…aprende técnicas para ser más tranquilo y relajado.

Muchas personas me dicen: ¡Qué dichosa eres, no tienes problemas!

Yo también enfrento retos en mi vida, lo que he hecho es aprender a responder en vez de reaccionar.  Inclusive, hago todo lo posible para evitar el uso de la palabra problema (a veces se me escapa, pero me corrijo). Yo elijo usar la palabra, reto. Y luego, transformarla en oportunidad. Sólo con ese pequeño cambio…mi perspectiva lo cambia todo.

Como tú, yo también enfrento situaciones difíciles…pero no permito que controlen mi vida. Si es algo que está bajo mi control, lo resuelvo. Si es algo que no puedo controlar, lo enfrento de una manera consciente, y lo convierto en agradecimiento por las cosas lindas que poseo en mi vida.

Yo he pasado por transiciones difíciles en mi vida y también enfrento retos.

Sin embargo, he aprendido a manejarlos de una manera positiva.

Si yo lo puedo hacer…¡Tú también puedes hacerlo!

 Recuerda…¡Tu vida tiene significado!

 Te deseo un lindo día,

Ligia M. Houben